sábado, 5 de marzo de 2016

¿Qué nos puede hacer sospechar que alguien de nuestro entorno sufre anorexia?

Me gustaría saber cuál hubiera sido mi reacción de adolescente, si alguien de mi entorno se hubiera percatado que estaba cayendo en las redes de la anorexia.


¿Me hubiera dejado ayudar en ese momento? Quizás sí... o quizás la enfermedad ya había tejido un pensamiento tan peligroso como invasivo. No lo sé

Tener personas cerca cuando pasas por un trastorno alimentario es un arma de doble filo. Tanto para ellas, como para nosotros (los ingobernables enfermos). 

Por un lado si hablan, los tratamos de chivos expiatorios.  Y si no lo hacen, la enfermedad nos convence de que no nos quieren

Por otro, ellos tienen tanto miedo de hablar como de no hacerlo...miedo a perdernos tienen.

Esta mañana os dejo con el artículo de una mujer que también ha pasado por un trastorno alimentario y que ahora es terapeuta y ayuda a personas que se dejan ayudar.

Os la presento... 

Tina Benet, especialista en terapias alternativas y energéticas, con más de diez años trabajando en la salud mental y discapacidad en adultos.









Y éste, su artículo...

¿Qué nos puede hacer sospechar que alguien de nuestro entorno sufre anorexia?

Desde mi papel como terapeuta alternativa y ex paciente, cada vez me encuentro con más personas que piden asesoramiento, preocupadas por saber cómo identificar un caso de anorexia y/o bulimia en la gente que les rodea, cómo acercarse a esa persona y en consecuencia, poder ayudarla.

Cabe decir ante todo, que un trastorno de la conducta alimentaria se considera una enfermedad mental, por la cual cosa se tiene que tratar como tal, sin caer en culpabilizar a las personas que lo sufren, sus familiares o incluso la sociedad, es decir, todo esto son factores que acompañan a la persona a entrar en este infierno, pero la raíz del problema, es meramente emocional.

Cuando una persona llega el punto de control absoluto o descontrol con la comida, nos está avisando que algo no va bien en ella, que hay un sufrimiento psicológico en el que le están pasando una serie de cosas que no sabe manejar, como no saber resolver los conflictos, las cosas que se le van presentando en su día a día por inseguridades, miedos... las cuales se van acumulando creándole angustia, y esa angustia es la que hace que la persona busque un síntoma como seria esta mala relación con la comida.

Por lo tanto, no sirve que a una persona que padece un TCA se le vaya de frente en el tema de la comida, si come poco o mucho, ha bajado mucho de peso... porque lo único que conseguiremos es un rechazo, por lo que debemos intentar ir un poco más allá e intentar entender lo que le está pasando o al menos que vea nuestra preocupación, que vemos que algo le debe estar pasando.

El principal punto de entrada a un trastorno alimentario es la dieta

Una dieta sin control médico puede hacer que una persona empiece a bajar de peso, y si esa bajada de peso la persona la está haciendo por un motivo estético, porque no se gusta y piensa que la valoración de el/ella mismo se verá reflejada en esa bajada, eso puede provocar que se le pueda ir escapando de las manos.

Por lo tanto, uno de los signos que podemos observar es que la persona empieza a controlar en exceso lo que come, las calorías, prohibición de una serie de alimentos, y empieza a cambiar tanto en las cantidades de comida, cómo en el tipo de alimentos y sus hábitos.

Ese control, nos lleva a ver que hay una bajada importante de peso, poco a poco, pero en algunos casos significativa y a medida que baja de peso, una persona que lo hace por motivos estéticos, etc...cada vez se obsesiona más y quiere bajar más. Nunca llega a sentirse bien con el peso, ya que hay un trasfondo psicológico, que es lo que hace que la persona no se sienta bien.

En el caso de las chicas, con esta bajada de peso, el cuerpo nos avisa que algo no va bien con la perdida de la menstruación, cambios de humor,  están más irritables concretamente con todo lo que tiene que ver con la comida, las cantidades, discusiones a la hora de comer en casa, así como el aislamiento de familiares y amigos. En algunos casos puede haber hiperactividad (moverse cuando se está sentado, levantarse constantemente de la mesa o comer de pie) para bajar todavía más de peso.

Si creemos que el problema ya está en casa, sería recomendable tener más información, como saber si después de las comidas va al baño o vomita

Hablar con el colegio o amigos... para confirmar si las comidas que no está haciendo en casa las está haciendo o no, y finalmente recurrir a un profesional especializado para poder tratar el núcleo del problema.

Webs de interés (Madrid y Barcelona):



Gracias por leernos!



3 comentarios:

  1. Me encanta este artículo, habla de forma muy clara sobre como detectar casos de anorexia. Os felicito!

    Yo sufro anorexia desde hace 13 años y ojalá alguien de mi alrrededor hubiera tenido esta información en ese momento para poder ayudarme :(

    ResponderEliminar
  2. Ojalá me hubiera pasado a mi tambien! Pero hay que aceptar las cosas como son y cómo vienen. Quizás la única que te puedes ayudar eres tú misma.
    Te mando mucha fuerza y constancia para lograr salir de ésta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola "Anónimo"... Al fin y al cabo, se sale de esta enfermedad si uno quiere, le pone empeño, constancia, perseverancia y confianza... que alguien se hubiera dado cuenta ayuda, pero yo he salido sola después de 20 años de enfermedad y con ayuda de profesionales y se puede.

    El artículo es solo una ayuda, porque después depende también que los que tienes alrrededor quieran aceptarlo...

    Un beso y mucha fuerza, SI SE PUEDE ! ! ! ;)

    ResponderEliminar