lunes, 5 de diciembre de 2016

¿Cuántas veces hay que recaer y empezar de 'cero'?

 
Siempre recordaré las palabras del Doctor Soriano cuando me decía: 'tranquila el día que tengas que volver a empezar piensa que no arrancarás de cero. Ya habrás recorrido mucho camino y el nivel más bajo cada vez estará más arriba'.
 
Mentalmente he repetido estás palabras cada vez que las fuerzas han flaqueado y sobretodo, cuando la cabeza no ha acompañado y ha sido lascivamente infiel.
 
La verdad es que no he tenido que tirar mucho de ellas porque desde que me recuperé (unos tres años aproximadamente) me he mantenido naturalmente conectada a mis principios... sin que los cimientos hayan peligrado.
 
De todos modos...las cosas cambian...

Hace unos meses que la cabeza se ha despistado y ha dejado de acompañarme... a pesar de mantener mis comportamientos alimentarios religiosamente a raya. Supongo que los tratamientos y mis ganas de superación han dejado un poso que todavía puede hacer frente a una mala época
 
Aún así siento que las fuerzas se resienten...como un gotero que se vacía mientras pacientemente espera que lo sustituyan, antes de hacer saltar todas las alarmas...
 
 
He vuelto a sentir rechazo. Una sensación que hacía mucho no vivía y que a la vez me provoca miedo...
 
 
Me da miedo estar otra vez descontenta con mi aspecto, con mi cuerpo, con la ropa que me puedo poner, con la que me pongo y con la que no me puedo poner porque la menopausia no me deja, con lo que como y creo que no debería...hasta con mi cara... para ella también tengo reproches!
 
 
Un bache por el que paso y que he contado minuciosamente a mi doctor. Desde entonces, me ha visto mensualmente. No hemos dejado pasar una sola visita... ni un control de peso, a pesar odiarlos porque vuelvo a creer que la báscula un día va a explotar!
 
 
'No volverás a caer porque nadie mejor que tú sabe que el agujero es muy profundo', esas fueron las palabras de mi psiquiatra que entendió a la primera que mi cabeza me está traicionando de nuevo y parece que está dispuesta a ganar la batalla...tanto que hasta durmiendo se expresa...
 
Siento que he dado pasos atrás...y que me puedo situar en un punto al que no quiero volver...de ahí mi terrible miedo... a la vez, me pregunto: ¿cuántas veces hace falta recaer mental o físicamente?
 
En el fondo, sentir miedo es algo que me tranquiliza. Primero, porque me mantiene alerta y segundo, porque me avisa del peligro... A su vez, el sentido común me hace ver que mientras pierda el tiempo enfadándome con mi cuerpo y con lo que me está pasando, no emplearé las energías para otro fin...
 
 
No tengo otra salida que andar hacia adelante. Lo sé... pero una mente cansada, agotada por el trabajo y funcionando las 24 horas del día pensando en lo mal que me veo, no ayuda a ponerse en pie. Así que ni yo misma sé de dónde arranco las fuerzas!
 
No tengo más salida que escapar del lodazal... y cuanto más tiempo pasa, más prisa tengo por sentirme de nuevo a salvo... muy a pesar de mi cabeza y de su terrible enfado
 
 
Gracias por leerme!
 
 
Fuente de la imagen: openphoto.net
 
 
 
 


4 comentarios:

  1. Nunca te he comentado pero te sigo hace mucho. Yo he tenido bulimia durante muchos muchos años y te entiendo perfectamente. Quizá lo más duro de estas enfermedades es saber que siempre hay que estar alerta, tenemos que estar siempre al tanto, no descuidar, pero estas "rachas" son normales, te entiendo perfectamente. Lo más importante de todo es recordar que se puede salir, una vez y las que vengan. Siempre fuertes!

    ResponderEliminar
  2. Hola, alguna vez te he escrito. Solo decirte que animo y lo conseguiremos!!
    Yo, después de 20 años de enfermedad, logre plantarle cara. Llevo tres años y medio de tratamiento, pero sigo teniendo recaídas. La última comenzó en septiembre y ha sido de las peores hasta ahora, tanto que me veo semanalmente con la Psico para no darme opción a fallar demasiado.
    A pesar de ello, sigo pensando que algún día lo conseguiré.
    Me siento muy identificada con tus palabras.... Con la mayoría. Hasta con el sentimiento hacia la báscula.
    Mucho animo que esto no va a poder contigo.

    ResponderEliminar